GM Amador Rodríguez
GM Amador Rodríguez en el Mundial de Las Vegas 1999

Los torneos que iluminaron mi carrera y me dieron mayor satisfacción.

  • Amador Rodríguez
  • 0 Comentarios

En este artículo expongo los torneos que para mi fueron memorables, algunos en base a cifras numéricas, otros a consideraciones emocionales.

Atendiendo a las frías perfomances, mis mejores torneos fueron:

Ciudad País Año V T D P Lugar Perf
Pancevo Serbia 1987 7 5 0 9.5/12 1 2678
2 puntos completos sobre el 2do lugar. Jugaron David Bronstein, Efim Geller, Ivan Sokolov, etc
Capablanca Cuba 1994 8 5 0 10.5/13 1 2685
3 puntos completos sobre Walter Arencibia, el siguiente cubano mejor ubicado

En ambos torneos, un punto por encima de la norma de gran maestro.

Hubo otros eventos con performances por encima de 2600 y otros más con 2550+ pero el Elo es engañoso respecto a las épocas, fuerza real de los jugadores y sobre todo, el significado de los torneos, de cómo encajan en un momento particular de tu carrera.

Estos siguientes torneos significan algo profundo para mi, aparte de los resultados. Tuvieron lugar en momentos realmente impactantes de mi vida.

La realidad es que los números no lo dicen todo, al menos emocionalmente y aquí presento un breve listado de aquellos en que por una cosa u otra, yo considero memorables.

El primer Campeonato de Cuba.

Ciudad País Año V T D P Lugar
Varadero Cuba 1974 7 9 3 11.5/19 6

Fue un torneo de esos que ya no existen. 20 jugadores midieron fuerzas en un todos contra todos que se extendió a un mes completo, alojados con las mejores condiciones en el precioso hotel Oasis de Varadero. Un evento de lujo.

Allí estuve junto a Guillermito en representación de la emergente joven generación, aunque lo más interesante estuvo en conocer cara a cara a la generación más antigua. Jugadores de gran prestigio como Eleazar Jiménez, que para mí fue un honor conocer.

A este torneo asístí como suplente y cuando me convocaron era tarde, llegué con 3 partidas aplazadas que se disputaron en los días señalados como libres para los demás. Fue una verdadera maratón, jugando un día si y otro también contra rivales que me superaban todos sobre el papel.

El sexto lugar, a mis 17 años, indicó que ya estaba al nivel de los mejores ajedrecistas cubanos y mi actuación en el Nacional me valió para entrar en el último minuto en la nómina del Capablanca. Solo 15 días transcurrieron entre el final de un evento y el comienzo del otro que ya tenía sus listas cerradas.

El primer Capablanca.

Ciudad País Año V T D P Lugar
Camaguey Cuba 1974 8 6 1 11/15 2

En este torneo el MI inglés Raymond Keene dio una clase magistral ganando 10 de sus 15 partidas. Me ubiqué a un punto de distancia, en un importante segundo puesto, siendo este el primer torneo internacional de mi vida. Bien alejado, a 2.5 puntos por encima del siguiente mejor cubano, alcanzando mi primera norma de MI en la penúltima ronda.

Con todo el respeto hacia las ediciones más recientes y el mérito que conlleva que se sigan realizando, un Capablanca de la década de los 70 era un evento de lujo, mejor que cualquiera de los torneos en que he participado en el resto del mundo. Al enorme prestigio de honrar a José Raúl Capablanca se sumaba una gran consideración hacia los participantes que eran alojados y tratados a cuerpo de rey.

En el XI Capablanca, con 17 años, salí victorioso en más de la mitad de las partidas. Literalmente arrasé y obtuve mi primera norma de MI, provocando que se abriera otra lista cerrada, la del equipo nacional a la Olimpiada. (Enlace a ruta MI)

En el siguiente Capablanca, jugado en Cienfuegos, empaté en primer puesto con el mejor desempate y completé mi título de Maestro Internacional. Todo un artículo lo dedico a cubrir la ruta hacia el título de MI

La primera Olimpiada.

Ciudad País Año V T D P Lugar
Niza Francia 1974 6 3 4 7.5/13 6to T

Mirando ahora las cosas en retrospectiva, salir de mi pequeño pueblo natal de San Germán, prácticamente en el fin de Cuba y aterrizar en Francia para jugar la Olimpiada Mundial me parece algo de ciencia ficción.

Estar allí fue un acontecimiento memorable por muchos motivos. Como era suplente, varios de los días libres los pasaba de pie, a pocos metros de la mesa donde jugaban Anatoly Karpov y otros mitos que jamás había visto más que en una fotografía.

Compartí habitación con Guillermito y obviamente el ajedrez era el tema de conversación por excelencia. Analizábamos juntos y yo iba captando y aprendiendo rápidamente.

Fue una lástima que el equipo cubano no se clasificara para la final en el grupo principal. Yo me sentía listo para contribuir pero en la fase semifinal el capitán prefirió confiar en la vieja generación y me puso a jugar en una única partida que gané.

Vrnjacka Banja y el XIV Capablanca.

Ciudad País Año V T D P Lugar
Vrnjacka Banja Serbia 1977 7 4 2 9/13 1
Cienfuegos Cuba 1977 9 6 2 12/17 4

Aquí estamos en 1977, cuando obtuve mi título de GM en dos torneos consecutivos.

Vrnjacka Banja se jugó en Marzo y gané el torneo con rotundidad, un punto de ventaja sobre Mark Taimanov, quien me planteó su legendario sistema contra la Defensa Siciliana.

El Capablanca tuvo lugar en Mayo y fue un evento extraordinario, un cerrado entre 18 participantes, en el cual perdí contra los dos ganadores, Oleg Romanishin y Guillermo García pero fui capaz de lograr 9 victorias para completar el título.

Todo un artículo lo dedico a cubrir la ruta hacia el título de GM

Mi primer interzonal

Ciudad País Año V T D P Lugar
Toluca México 1982 1 6 6 4/13 13

Después de obtener el título de GM la siguiente meta era entrar en el ciclo por el Campeonato Mundial, lo cual logré al ganar el Zonal Centroamericano celebrado en Manzanillo en 1981.

El interzonal de Toluca tuvo lugar en 1982 y representó mi primera incursión en la élite. Estuve a punto de derrotar a Boris Spassky y estaban también Polugaevsky, Portisch y todos aquellos monstruos del tablero que me deleitaban con sus partidas en las pocas revistas de la época.

Llegué verde, de pueblo y este gran torneo me mostró un mundo desconocido, el de la preparación y la seriedad con la cual estos jugadores se planteaban estos eventos.

El año 1987

De 1982 voy a saltar a 1987, muy probablemente el año en que alcancé mi máxima fuerza, en el que obtuve varios resultados importantes.

Interzonal de Subotica

Ciudad País Año V T D P Lugar
Subotica Serbia 1987 5 7 3 8.5/15 6

Interzonal de Subotica 1987 con 5 victorias, 3 derrotas y 7 tablas para un total de 8.5/15. Un gran 6to puesto entre numerosas estrellas como Tal, Smislov, Short, etc

En mi primer Interzonal me dieron golpes, en el segundo quedé al borde del 50% y en este tercero registré una gran actuación, al punto de que gané casi todas mis partidas con blancas. Terminé en positivo con 5 victorias y 3 derrotas y pude haber hecho todavía más, en un torneo repleto de jugadores de primer nivel.

En la sexta ronda estuve muy cerca de derrotar a Mijail Tal en una larga partida que se extendió a la jugada 60 y extenuados ambos regresamos al hotel, sin analizar. Varios días después llegó uno libre y ocurrió algo increíble.

Regresaba a media tarde de una caminata y se me acercó Tal invitándome a analizar la partida. Alli mismo en el lobby del hotel improvisamos una mesa y estuvimos 2 horas analizando ante la atenta mirada de muchos de los participantes.

Compartir ese tiempo con una leyenda del ajedrez es algo que no se te olvida jamás. Ver cómo valora las posiciones, oír sus opiniones en directo, no hay palabras para describirlo. Mijail Tal era además una persona muy especial.

Algunas de las partidas de este evento las jugué con un orzuelo enquistado en un ojo, no recuerdo cual. Primero trataron con antibióticos y al final requirió cirugía. Recuerdo que me contrataron para una simultánea a ciegas después de la pequeña intervención.

Pancevo 1987

Ciudad País Año V T D P Lugar
Pancevo Serbia 1987 7 5 0 9.5/12 1

El interzonal terminó en Julio y poco después, en septiembre registré una de las mejores actuaciones numéricas de mi vida en el cerrado de Panchevo con 7 victorias y 5 tablas invicto. Esos datos los he citado al comienzo de este artículo.

Lo interesante de este torneo es que al igual que en el Interzonal, lo jugué con un problema médico y me dio suerte. Resulta que justo antes de salir de Cuba y con la eterna precariedad de los transportes, subí a un camión y quedé con molestias en una rodilla. Al llegar allí el dolor era considerable y me llevaron al hospital y determinaron que tenía problemas con los ligamentos y me pusieron un yeso.

Así las cosas, comencé la primera ronda contra Iván Sokolov con mi pierna enyesada, apoyada en otra silla adyacente. En este caso en particular, más que pura suerte, jugar con la pierna enyesada me obligó a estar concentrado a tope en cada partida, aunque no me correspondiera jugar. Como hacía siempre Guillermito y yo nunca pude lograr del todo.

Terminé la primera mitad con 5/6. Una de las dos tablas frente a Geller, sin jugar, porque me buscó por todo el hotel para ofrecerme tablas, pese a que un mes había estado cerca de batirme en un largo final en un open en Amsterdam.

Al final del torneo logré ganar 3 consecutivas y en la última ronda me enfrenté a David Bronstein, toda una leyenda del ajedrez. Con blancas me planteó una apertura ultra sólida y bajé la guardia, pensé que jugaba para tablas. En la jugada 17 cometí un grave error que pudo haber costado caro pero omitió una fuerte continuación táctica y pude salvar la partida con facilidad. Fue la única vez que jugué contra él.

Opens de Málaga y Linares

Ciudad País Año V T D P Lugar
Málaga España 1990 6 3 0 7.5/9 1
Linares España 1994 6 2 1 7/9 2

En ambos torneos obtuve premios igual o superiores al medio millón de pesetas, época previa al euro. Al ser cantidades considerables, al llamado del dinero acudieron decenas de grandes maestros de primer nivel.

En Málaga estuvo Román, Granda, Milos, Georgadze y todo el elenco de españoles y otros extranjeros. Comencé el torneo con 4.5/5 y mucha autoridad. Tablas frente a Georgadze con negras en la sexta fueron muy importantes. Hice otro punto y medio y así llegué a la última ronda con 6.5/8.

La última partida contra Rivas fue preciosa. En un día tan decisivo, de alta tensión logre concentrarme bien y jugar de forma excelente para obtener el primer lugar en solitario.

A continuación de este torneo gané otros 2 de forma consecutiva, en Cambados y Burriana, por delante de Granda y otros muchos.

Linares se jugó 4 años después, en 1994, que fue otro gran año para mí.

En Linares hice 7/9 que me valió para quedar segundo después del jovencito Peter Svidler que estuvo intratable.

Comencé con 2.5/3 y en la cuarta caí bajo el tren de Svidler en solo 28 jugadas. Su tratamiento frente a mi Siciliana fue implacable.

Tuve que volver a reconstruir fuerzas y me puse en 5/6. A partir de entonces gané las 3 últimas para terminar con un enorme segundo puesto.

Antes de la última ronda, mi rival, el GM ruso Ibragimov me ofreció el empate que ponía en mis manos un cuantioso premio. Me sentía seguro de mi mismo, rechacé y fui a por todas, logrando la victoria en una partida de gran calidad.

La tensión había sido tan grande que al día siguiente, en la entrega de premios, ni había dormido ni tenía sueño. Estaba simplemente feliz.

Capablanca de 1994

Ciudad País Año V T D P Lugar
Matanzas Cuba 1994 8 5 0 10.5/13 1

Al regresar de Linares gané el segundo grupo del Capablanca en Matanzas. Fue una actuación brutal, pues hacer +8 en un torneo de esta envergadura es tremendo, de hecho, en la primera parte, tenía la sensación de ganar cada día.

Cuando vencí a Walter en la ronda 5, completé mi quinta victoria consecutiva. Esto de arrancar con 5/5 no es nada habitual y después de un empate con negras volví a ganar para ascender a 6.5/7

En la segunda parte, el ritmo bajó un poco aunque aún así sumé 4/6 para ganar sobradamente el torneo.

Olimpiada 1996

Ciudad País Año V T D P Lugar
Ereván Armenia 1974 6 6 0 9/12 2do T

En septiembre de 1996 registré la que fue mi mejor actuación en las 10 olimpiadas mundiales en que participé. Esta en concreto fue la de Ereván, donde gané 6 partidas y otras tantas tablas, invicto en el segundo tablero.

Me dieron descanso en la última ronda al pensar que ello me garantizaba una medalla. Al llegar a la sala de juego ví que la FIDE había publicado en el mural un listado de los aspirantes a medallas y un africano era el que la obtendría si ganaba su partida.

Fui caminando por todas las mesas buscando esa partida, se terminó la sala de juego y entonces, subiendo por una escalera se llegaba a otra sala muy pequeña donde se jugaban las pocas partidas de los peores equipos clasificados, que no tenían sitio en la general.

Allí le pude ver la cara al medallista, enfrentándose a un principiante, sin haber tenido ningún rival de consideración. Así es el ajedrez. Quedé muy contento con mi actuación de todas maneras.

Su opinión es bienvenida